Nuestros Servicios

Menú

Conoce el Observatorio, canal de denuncia

A través del Observatorio ChileCompra, se realiza un constante monitoreo de las compras públicas, ChileCompra deja a disposición de toda la ciudadanía un canal de denuncias, a través del cual se puede informar respecto a una situación que a su juicio atente contra la probidad, transparencia o integridad de uno o más procesos de contratación realizados por los organismos públicos.

¿Necesitas informar irregularidades en las Compras Públicas?

Visita nuestro canal de denuncias

¿Qué hacemos?

El Observatorio ChileCompra promueve un estándar de calidad y buenas prácticas en los procesos que realizan los 850 organismos públicos a través de la plataforma de ChileCompra, con el objeto de aumentar los niveles de transparencia, probidad y eficiencia en las compras públicas.

Incluye un sistema de alertas, monitoreo y gestión activa como herramientas de detección de brechas y puntos de mejora en los procesos licitatorios; así como una plataforma de reclamos, canal de denuncias y un servicio de alertas tempranas.

El Observatorio orienta sus esfuerzos a:

a) Fortalecer el monitoreo del comportamiento de los usuarios: Revisa diariamente los procesos de compra publicados por los organismos de la Administración del Estado en www.mercadopublico.cl.

b) Contar con buenas prácticas en la contratación pública: A través de la gestión activa, el Observatorio emite recomendaciones a los órganos del Estado respecto de cómo mejorar sus procesos de compra.

c) Contar con usuarios competentes y satisfechos: Parte fundamental de la labor del Observatorio es la comunicación con los usuarios responsables de la gestión de abastecimiento, proveedores y ciudadanos.

¿Cómo lo hacemos?

1-.  Monitoreo de procesos

Gracias a la experiencia del equipo del Observatorio, se realizó un trabajo de construcción de una matriz de riesgo orientada a identificar comportamientos que deben ser corregidos por las entidades compradoras.

Esta matriz de riesgo, es un compendio de hallazgos obtenidos tras tres años de análisis de la gestión de abastecimiento de las instituciones compradoras. Diariamente, analistas expertos revisan los procesos de compra y marcan los hallazgos detectados, para luego comenzar un proceso de gestión activa que informa a los responsables del proceso y sugiere acciones.

A raíz de lo anterior, se genera un modelo de riesgo que permiten la priorización de los procesos de compra a ser analizados cada día, trabajando con dos dimensiones esenciales:

a) La probabilidad de ocurrencia del fenómeno analizado

b) El nivel de impacto que tiene la ocurrencia del fenómeno

 

Figura 1: Clasificación de riesgo

 

2-. Detección de conductas recurrentes sistematizables

Con el objetivo de detectar oportunamente procesos de compra que se realizan a través de la plataforma www.mercadopublico.cl que cuenten con alguna oportunidad de mejora, se crea el servicio de “Alertas Tempranas” las que buscan minimizar posibles inconvenientes posteriores y propiciar mejores prácticas en la contratación.

 

3-. Reclamos por probidad y denuncias

En enero del año 2015 la Dirección ChileCompra pone a disposición de todos sus usuarios el canal de denuncias, a través del cual compradores, proveedores o ciudadanía en general puede informar respecto de una situación que a su juicio atente contra la probidad, transparencia o integridad de uno o más procesos de contratación.

Buenas Prácticas

 

Las buenas prácticas en las compras públicas se resumen en los siguientes cinco ámbitos respecto de los cuales el Observatorio ChileCompra entrega recomendaciones, de acuerdo a las características y necesidades particulares de cada uno de los organismos del Estado.

Capacidad de planificación: En esta etapa anterior a cualquier proceso de adquisición se fórmula, en función de las metas y necesidades del organismo, y en forma organizada y estructurada, una programación de los requerimientos de compra –o plan de compra-, propendiendo a la utilización de los mecanismos normales de contratación (uso del catálogo de convenios marco y licitación pública) y sólo cuando circunstancias especiales de mercado así lo aconsejen a mecanismos excepcionales (licitación privada o trato directo). Con la planificación de compras se da la posibilidad de consolidar compras de distintas áreas de la organización obteniendo ahorros por volumen, se evitan parcializaciones de las compras, errores u omisiones en las bases de licitación, se evita el establecer plazos cortos para postular, desincentivando la participación de potenciales oferentes y fundamentalmente permite satisfacer oportunamente los requerimientos institucionales.

Calidad de la compra: Una compra de calidad es aquella realizada en los tiempos adecuados, utilizando correctamente los procesos de adquisiciones, y en el cual la definición del requerimiento que efectúa un organismo se ajusta a las necesidades y las características del bien o servicio definidos por el requirente. Con una buena definición de productos o servicios, los proveedores pueden ofertar mejor. Para ello, se deben explicitar todos los aspectos que es necesario evaluar para realizar la comparación de las ofertas, es decir, contar con criterios claros y explícitos para evaluar las alternativas que mejor se ajustan a las necesidades. Por ejemplo, criterios de evaluación mal definidos o mal aplicados en un proceso de compra disminuyen la calidad de las bases.

Claridad de la compra: La información contenida en las bases de licitación debe ser clara, suficiente y completa para que los proveedores comprendan los requerimientos y el modelo de negocio del organismo que quiere realizar una compra y puedan así ofertar lo que se está solicitando. En los casos que correspondan estas especificaciones pueden ser el resultado de una consulta o investigación respecto del mercado asociado a la adquisición. Se debe identificar expresamente lo que se quiere comprar, por ejemplo las condiciones de entrega, plazos, formas de pago, etc. Cuando esto no es así, los proveedores realizan, por ejemplo, un alto número de preguntas que intentan aclarar las bases y revertir esa situación.

Nivel de accesibilidad al mercado: Eliminar las barreras de entrada al mercado público permite una mayor concurrencia, y por ende, mayor competencia y participación de los proveedores en las oportunidades de negocio. Esto redunda en la obtención de mejores condiciones de compra, tanto en precio como calidad y plazos, entre otros. Los niveles de accesibilidad se pueden medir evitando, por ejemplo, incorporar requisitos mínimos para postular distintos a los que la normativa permite, como solicitudes de garantías por montos excesivos, incorporar multas abusivas o solicitar documentación más allá de la requerida y esencial para evaluar la oferta presentada, etc.

Transparencia en el proceso: Implica que un proceso de compras y contratación pública, y toda su documentación asociada, es pública y ésta puede ser conocida y accesible para cualquier persona que lo desee. Implica por tanto desarrollar todo el proceso de compras y contratación pública utilizando los mecanismos dispuestos por la Dirección ChileCompra. Implica además, transparentar las razones por las cuales una oferta es adjudicada y otra(s) rechazada(s). Este proceso implica la elaboración de un cuadro comparativo de las ofertas donde se explica por qué la oferta adjudicada entrega más valor de acuerdo a los criterios de evaluación establecidos en las bases. Asimismo, debe existir transparencia en el cumplimiento de las fechas programadas, brindar las respuestas oportunas en el foro, y en el seguimiento del contrato, entre otros aspectos.

Volver
Subir